Washington Uranga: “La pos verdad se alimenta de falta de diversidad de miradas y está vinculada a la concentración mediática que hay en Argentina”


El especialista en comunicación estratégica visitó Tucumán para participar del Congreso de Educación y Política. En el último programa de Lejos de Zaiman se refirió a la situación del periodismo actual, a las necesidades de organización y reivindicación de derechos de los trabajadores de prensa y a las consecuencias negativas de la concentración de la propiedad de los medios. Uranga publica artículos semanales en Pagina/12 sobre temas vinculados a la ciudadanía, las políticas públicas y la planificación de los procesos comunicacionales y es uno de los impulsores del suplemento La Ventana dedicado a analizar la comunicación y el periodismo actual.

En el contexto actual ¿Cuáles crees que son los desafíos del periodismo?

Estamos pasando un momento muy difícil, revisando algunos datos respecto a los puestos de trabajo en el periodismo. El SIPREBA, el sindicato de prensa de Bs As estima que en los últimos tres años y medio se perdieron varios puesto de trabajo solamente en el área metropolitana de bs as y a nivel nacional son más de 4.500 puestos de trabajo perdidos, esto es un desafío importantísimo y ocurre a la par de lo que viene pasando en la actividad económica y política del país. Otro de los desafíos que se plantea tiene que ver con la multitarea que son nuevas responsabilidades por el mismo precio que caen en las espaldas de los trabajadores de prensa, hay una pérdida de calidad del trabajo, que afecta la producción y la tarea misma. Podríamos seguir enumerando, me parece que estamos en un tiempo en donde bajo el título de “pos verdad” las mentiras se constituyen en noticias, esto es una preocupación para los que hacemos comunicación, sabemos que no hay sociedades democráticas sin comunicación democrática y este fenómeno de pos verdad está vinculado a la falta de diversidad de miradas, a la tremenda concentración de la propiedad mediática y a la dificultad de escuchar multiplicidad de voces que ayuden a discernir la verdad y comprender la situación actual.

¿Cuánto crees que está afectando en la posibilidad de desarrollar una comunicación democrática la concentración de la propiedad de los medios desde que cambio el gobierno?

Yo creo que está afectando mucho, además porque hoy por hoy tenemos datos de estudios recientes que nos dicen que en los últimos años se concentró más la propiedad. Sumado a eso pasó el romanticismo que teníamos con internet cuando creíamos que internet per se democratiza la comunicación, porque lo que hoy está ocurriendo es, algoritmo mediante, es que tenemos grandes estructuras económicas que aportan a lo digital nos ponen en una situación que es falaz decir que lo digital democratiza por sí mismo. Efectivamente hay posibilidad de uso, de buscar alternativa pero creo que estamos en una situación complicada donde el retroceso de las miradas alternativas y de la diversidad de miradas es evidente.

En ese contexto y teniendo en cuenta lo digital, ¿Qué necesidades de formación ves en las organizaciones o en quienes quieren construir otra comunicación?

A mi preocupa la poca vinculación sistemática entre las organizaciones sociales populares y quienes hacen comunicación popular y alternativa, constato esa realidad. Me parece que hoy comunicación y política son inseparables y necesitamos construir vínculos mucho más orgánicos entre quienes hacen comunicación comunitaria y las organizaciones sociales, entonces si vamos por necesidad de formación, si, hay que crear categorías, sistematizar las prácticas, pero también hay que hacer formación política, sobre todo en ciertos sectores juveniles la formación política tiene que ser reforzada.

Siguiendo esta reflexión, ¿Qué crees que hace falta para fortalecer estos múltiples espacios de comunicación popular que se desarrollan de manera aislada sin generar estrategias comunes?

Hay que dejar de mirar lo propio para mirar el conjunto, mirar más a la sociedad como un todo.  Y sabiendo que el conjunto no colectivo es lo que puede generar cambios en la sociedad, cada experiencia es importante y valiosa en sí misma, pero lo será mucho más si es capaz de sumarse a otro, de sumar fuerzas, incluso aunque eso signifique renunciar a algunas cuestiones que no hacen a su identidad fundamental.

Volviendo a la situación de los medios teniendo en cuenta los conflictos gremiales y los cambios tecnológicos, ¿Cómo te cayo la declaración de Alberto Fernández, pre candidato presidencial, cuando dijo que los medios tienen que ser un negocio?

Me cayó muy mal, porque así dicho contradice mucho lo que fue la discusión de los 21 puntos de la Comisión para la Comunicación Democrática, lo que nos llevo a la aprobación de la Ley de Servicio de Comunicación Audiovisual (LSCA) en 2.009, después en una segunda vuelta el mismo candidato dijo que no quiso afirmar tal cosa, sino que hay una parte de la comunicación que es negocio y que es comercial. Me parece que se tiene que dar un debate, estamos en proceso electoral y me parece que son instancias para discutir proyectos para adelante en el interior de todas las fuerzas políticas. Y además porque tenemos una responsabilidad de recuperar un logro de la Democracia como fue la LSCA, que seguramente es perfectible pero que ha sido desguazada y absolutamente dañada por el proyecto liderado por Macri. Hay que dar un debate en el interior de todas las fuerzas políticas y particularmente en los espacios que tienen posibilidades de llegar a la presidencia de la nación.

Como resultado a esa entrevista se retomó nuevamente una categoría de la sostenibilidad social de los medios populares, ¿Deberían ser convocados a esa discusión los referentes de medios populares?

No sé si van a ser convocados, sí pienso que tienen  que participar, la sostenibilidad no es solo un problema económico, ni es un problema de los medios en sí mismos, es un problema que tienen que resolver las organizaciones de la sociedad, la ciudadanía, porque sostener la diversidad de miradas es esencial para garantizar la calidad democrática, entonces me parece que en este debate no solo tienen que estar los comunicadores y comunicadoras, sino también, los actores populares, por ejemplo, las organizaciones sindicales y gremiales, que necesitan disponer de recursos económicos para garantizar una comunicación diferente.

Partiendo del día del periodista, cuando se nos viene a la cabeza figuras emblemáticas del periodismo en general caemos siempre en las mismas figuras emblemáticas como Rodolfo Walsh, Prensa Latina, ¿Cuáles pensas que son las figuras que te parecen que son rescatables y que deberíamos tomar a la hora de pensar en el periodismo?

Me parece que Walsh es una estrella que nos ilumina, pero también me parece que hay compañeros y compañeras que hoy en día están dando batalla en numerosos frentes, pero no me animaría a hacer una lista, cada uno sabe a quien reconoce y puede seguir, afortunadamente en este país tenemos muchos maestros y maestras que nos ayudan a entender lo que significa ser periodista.

Publicado en Lejos de Zaimán.