Paula Lozano: “Este decreto viola la progresividad de los derechos laborales”

En Entrevista con LDZ, Paula Lozano, abogada laboralista se refirió al Decreto 669/19 que expresa la necesidad de “generar condiciones de mayor flexibilidad  a la hora de pagar indemnizaciones por accidentes o enfermedades de trabajo”. El decreto fue firmado por el presidente tras el accidente en el aeropuerto de Ezeiza donde fallecieron dos trabajadores.

¿Qué puede decir del DNU que modifica el sistema de indemnizaciones por accidentes de trabajo?

Un DNU es un decreto de necesidad de urgencia, no cumple con los requisitos constitucionales para dictar una norma burlando el trámite ordinario en el Congreso, es un decreto que directamente transfiere ingresos de las personas que trabajan a las Aseguradoras de Riesgo de Trabajo, concretamente esta bueno contextualizar las ART (entidades privadas con fines de lucro) que se les asigno la función de gestionar todo lo vinculado con lo que es la salud de los trabajadores. Las ART son como las primas hermanas de las AFJP. O sea de este sistema nefasto que administraba las jubilaciones y que en su momento fue modificado. Pero las ART subsistieron y tienen la función de asistir a la persona que esta accidentada  o enferma por el trabajo, brindar prestaciones, recalificarla, en su caso indemnizarla y así mismo también tenían la función de brindar  toda la materia de prevención. Las ART hasta tienen intereses contrapuestos con los trabajadores, este negocio de las ART es financiero, los empleadores retiran una parte del sueldo y lo financian como cualquier sistema de seguridad social, nosotros decimos que se externaliza el riesgo, el empleador paga la ART y en la práctica se libera de la responsabilidad de los accidentes de trabajo.

¿Y desde el punto de vista administrativo también es engorroso para los trabajadores?

Más allá de que se puede hacer un juicio, hay un montón de obstáculos para accionar cuando un siniestro sucede, lo real que se tendría que haber modificado es justamente tratar de evitar los accidentes, dar un lugar en los establecimientos para que los trabajadores organizados tengan incidencia en lo que es la participación en materia de seguridad laboral a través de comité mixto, ámbitos paritarios, es la única forma real que existe para que se reduzcan los accidentes y enfermedades. Lo que se viene haciendo desde la década del 90 es tratar a los accidentes como costos laborales que se transfieren a las ART que se mantiene por fuera del lugar de trabajo y al empleador lo único que le interesa es evitar gastos, quedando la salud laboral en un quinto lugar.  Con este último decreto se baja el monto indemnizatorio modificando lo que es la tasa de interés, entre la fecha que sucede el siniestro y la fecha en que se liquida la indemnización, no es algo menor, parece algo simplemente financiero pero en realidad es lo que hace que ese crédito que tienen las personas que sufrieron un daño en su salud pueda representar una indemnización adecuada si se des actualiza con los niveles inflacionarios que hay. Con estos nuevos criterios directamente  cuando se le llegue a pagar  ni siquiera va a recibir la debida reparación.

¿Y qué se puede decir de los fundamentos?

Todos los fundamentos de este decreto son escandalosos, porque habla de la necesidad de preservar el equilibrio de los balances de las ART, menciona porcentajes de las tasas de interés que superarían el 90% y porcentajes de rentabilidad que al no estar equilibrada perjudica a los trabajadores.  Se termina considerando sujetos de protección a las ART,  cuando en realidad el sujeto de preferente tutela es la persona que trabaja, no las ART y se modifican los montos indemnizatorios. La verdad que son vergonzosos los fundamentos del decreto, creo que es una de las peores normas que hay. Les da entidad de sujetos de derechos a las financieras, en definitiva tendrán derechos comerciales pero tenemos una escala de tratados donde la persona que trabaja tiene preferente protección, entonces este decreto viola la progresividad, retrocede en materia de derechos laborales y se pretende que se aplique de manera retroactiva. Esto se va a aplicar para cualquier siniestro independientemente de las fechas en que se haya producido y eso para los que quizás no es tan claro, quiere decir que cuando uno adquiere un derecho no te lo puede sacar una norma después, ya hay un derecho adquirido y ni hablar de cuando se trata de una cuestión social, solamente se permite aplicar leyes que son posteriores y son más beneficiosas nunca cuando es perjudicial.

Uno de los mitos en los cuales estuvo fundamentada esta idea era que bajando los costos laborales se crean mejores condiciones  de empleabilidad. ¿Lo ves así?

Ese es uno de los grandes mitos, después hay otro que se ha utilizado en forma distorsiva que asegura que “los trabajadores vienen obteniendo excesivos rendimientos”, como si la persona accidentada fuera un inversionista y también presupone la sospecha del aprovechamiento indebido del litigio que hacen los trabajadores, planteando esa idea de la industria del juicio. Vale aclarar que la reforma del 2017 de la Ley de Riesgos del Trabajo lo único que hizo fue obstaculizar al máximo la posibilidad de acceder a la justicia, no mejoró nada de lo que venía siendo los millones de problemas que tiene el sistema de trabajo. La ley 24557 fue la norma declarada inconstitucional más veces en la historia de nuestro país a lo largo de todo el territorio nacional, cuando se hace la reforma en lugar de modificar algo para evitar justamente las causas que llevan a los juicios, lo que hace es impedir esos juicios y ahora encima se modifica esto. Cuando un trabajador sufre un accidente lo obligan a ir a la comisión médica que es una entidad que depende de la Superintendencia de Riesgo de Trabajo, un órgano administrativo con financiamiento de las ART, lo obligan a transitar esa instancia y recién después podes acceder a la Justicia según la reglamentación de cada provincia, con plazos bastante breves de caducidad, que son inconstitucionales, esto fue la reforma del 2.017 con lo cual todo tiende a evitar lo que es el reclamo de producto de un siniestro.

Saliendo del tema específico de este decreto y haciendo un análisis político de lo que fue la unificación de la CTA con la CGT, ¿Cómo leíste estas unificaciones de las organizaciones grandes del movimiento obrero?

Yo creo que es de múltiples lecturas, en lo personal creo que la Unidad se tiene que dar en la acción y defensa de cuestiones concretas e imprescindibles, no sé si esto va a beneficiar o no la defensa de cuestiones de la clase trabajadora, lo puedo leer como producto de una etapa en la cual claramente ha sido muy fuerte el retroceso, ha sido tremendo los niveles de envestida económica y de cris que afecta los sectores populares de los trabajadores y esto pretende ser una respuesta, yo creo que lo importante yendo al caso de salud laboral es que los sindicatos lo pongan en su agenda, la realidad es que muchas reformas se han hecho en sistemas de riesgos en forma regresiva porque no hubo sindicatos peleándolo, creo que si el movimiento obrero, sindical o trabajador/a lo toma como una reivindicación propia se puede avanzar muchísimo.

Publicado en Lejos de Zaimán, Podcast.