Pablo Antonini:“Fuimos a exigir que haya más voces en todas partes”


El presidente de FARCO pasó por Lejos de Zaiman y habló sobre las causas abiertas a referentes de la comunicación comunitaria, además reflexionó sobre la situación actual de éstos medios en Argentina.

¿Cuál es la situación sobre las causas que se han abierto sobre los referentes de medios comunitarios?, ¿Cuál es la situación que se está viviendo a partir de la casi derogación total de la ley de medios?

Ésta es una causa contravencional que abren a partir de una manifestación realizada el año pasado, que en realidad son dos manifestaciones que fuimos frente a la dirección nacional de servicios audiovisuales del ENACOM primero  para pedir la inclusión de las radios empadronadas en un proceso normalizador de licencias, y después a dos cuadras de allí fuimos a canal 13, que es el canal insignia de la empresa del Grupo Clarín, a pedir la inclusión de los canales con licencia en la grilla de cable que es parte de la realidad. Fuimos a exigir que haya más voces en todas partes, que son las que nosotros expresamos en el espectro radioeléctrico.
Por ésta segunda manifestación que se hizo en el estacionamiento de canal 13, porque estaba la puerta abierta y fue una forma de visibilizar un poco más el reclamo, que no es otro cosa que el cumplimiento de la ley.
Es interesante como han elegido a las 6 personas, a Natalia Vinelli que es la referente de “Barricada Tv” y coordinadora de televisoras alternativas, al dirigente Juan Grabois, a mí que soy el presidente de FARCO, al representante que estaba en el sindicato de prensa de Buenos Aires, básicamente eligieron uno por organización de las más representativas.
Es un mensaje político muy claro, que nos dan quienes manejan los resortes de los medios, y el mensaje sería justamente que no podamos discutir la distribución de espacios en los medios  públicos en Argentina. No quieren que entre más nadie ya.

¿Cómo está la situación de los fondos FOMECA para la producción de contenidos en los medios audiovisuales populares?

Estos fondos son establecidos por Ley y no es algo que pueda opinarse o dejarse al criterio de un gobierno. Eso es importante entenderlo. Los FOMECA son el 10 %de un gravamen que se cobran hace décadas y es por eso que funciona el INCAA, el Instituto de Cine, el Instituto de la Música, el propio ENACOM etc. Los fondos deberían ir a concursos para poder financiar contenidos, programas, infraestructura, equipamiento y demás.
Desde que asumió el nuevo gobierno se paralizó totalmente, y a fuerza de reclamos y manifestaciones comenzó a funcionar muy a cuenta gotas, al punto de que el año pasado se ejecutó el 20% de lo que la ley establece para esos fondos. O sea que 4 de cada 5 pesos fueron para otros fines, de un fondo que corresponde aplicarse por Ley. Todavía estamos esperando que se aprueben los proyectos elaborados en 2017, que se hicieron con un dólar a 17$. Cuando se paguen estarán por completo comidos por la inflación. Y la verdad que es una situación muy desgastante porque las radios tienen muchas dificultades para mantenerse por la misma situación económica del país. Seguimos reclamando y movilizando para que estos temas sigan sensibilizando.


¿Estos problemas económicos no los tienen los grandes medios?

Si, los grandes medios cuentan con las pautas publicitarias, los medios tienen pautas estatales que se les dan de manera discriminada. El grupo clarín, el año pasado, se llevó más de 360 millones de pesos, solo por ese ítem. Pero también juntan de otros modos no?. Además de las últimas consideraciones de la Justicia como ser el último fallo donde le perdonaron una deuda millonaria que tenían con la AFIP, invocando el derecho a la comunicación y a la libertad de expresión ya que si ellos pagaban esas deudas peligraría la continuidad de los medios. Para poder llevar a cabo el plan económico como éste necesitan estos medios de comunicación que mantengan a la audiencia entretenida que hablen de cualquier cosa menos del desastre al que nos están llevando. El cerco mediático es totalmente cierto.

¿Qué es lo que esperan los medios comunitarios si el próximo gobierno es de signo popular?

Nosotros más que esperar tenemos que trabajar para que suceda una política de comunicación como la que siempre planteamos, de hecho hubo unas declaraciones no muy felices del principal candidato de la oposición que rápidamente salimos a contestarla y le hicimos una invitación a que conociera nuestras radios, porque se decía que los medios en manos de ONG sin fines de lucros no eran sostenibles y no podían permanecer en el tiempo, y la verdad que en FARCO hay radios que tienen hasta 30 años de vida, porque hay comunidades que las valoran y equipos que las sostienen. Nosotros nunca nos sentamos a esperar nada, siempre y fuimos y planteamos las cosas, cuando se lanzaron los 21 puntos en 2004 con un eco escaso los empujamos igual, cuando en 2008 se dio la oportunidad de que avance la LSCA pensamos a extender el tema con más intensidad, luego ya con la ley aprobada trabajábamos para que los puntos de la LSCA se cumplan. Nosotros vamos y proponemos iniciativas. Damos discusiones permanentemente desde nuestros espacios representativos como FARCO hasta desde cada una de las radios.

Con respecto a lo dicho por Alberto Fernández ¿Qué te parece a vos que hace falta para que se entienda la comunicación como un derecho?

Pasa que no es una definición o especulación filosófica. Eso se puede discutir en una mesa de café. El problema es que es una definición que encierra la posibilidad de política de comunicación distinta, si la comunicación es solo un negocio y se regula  como cualquier actividad comercial, donde alcanza la Ley de Defensa de la Competencia entonces no es necesario éste tipo de cosas que están planteados en la ley que los canales locales deban inscribir a los canales con licencia en su grilla, plantear pautas antidiscriminación, plantear pisos obligatorios de producción nacional independiente, todas esas medidas existen porque se entiende que cuando uno lleva adelante un medio de comunicación tiene otras responsabilidades que si lleva adelante una fábrica de pastafloras. Ésta en juego que las personas puedan acceder a esos derechos y en nuestro caso, el de los medios comunitarios está en juego que sea importante o no que existan medios que no tengan solo el fin de hacer un negocio sino también expresar realidades de las diferentes comunidades. Entonces éste debate es sumamente necesario, porque de esto devienen las políticas que se llevan adelante. Muchos de los dichos de Alberto Fernández tienen que ver con que hay un componente serio de desconocimiento. Estos dichos se dan porque no se conocen las realidades de los medios comunitarios. Si lo que no es rentable no tiene que existir y va a quedar solo el que tiene capacidad de conseguir publicidad y ser sponsoreado. Y a estas discusiones hay que darlas de manera constructivas. Lo que hay que entender es que son definiciones que se traducen en políticas.

¿Cuáles son los próximos desafíos de cara al futuro en cuanto a los medios de comunicación?

Para empezar hay que entender que la Ley de Medios está desguazada por los decretos que puso éste gobierno, se permitió la mega fusión entre Clarín con Telecom y  no se  va a revertir ésta situación a corto plazo, en el aspecto de las posibilidades de desconcentración de los grandes medios hay una pelea larga es complicado y más sabiendo que éste decreto pasa los medios al campo de las telecomunicaciones, entonces la televisión por cable y los SCA son equiparables las telecomunicaciones, mientras que los servicios audiovisuales está regulada por tratados internacionales, por la idea de Comunicación como Derecho y la UNESCO que la consagran como derecho pasa al mismo nivel que las telecomunicaciones que están reguladas por la Organización Internacional del Comercio y nos ponen en un escenario muy complicado. En algunos aspectos ya hubo definiciones tajantes como cuando el candidato a presidente dijo que los derechos adquiridos ya están y no pueden tocarse. Fue una definición sobre un limite concreto a la posibilidad de iniciar políticas de desconcentración. En cuanto a la construcción de los medios comunitarios, ONG o la pluralidad de medios comunitarios, ahí sí creo que podemos tener un panorama más alentador, porque nuestros medios de comunicación dependen mucho de la situación económica en general porque están hecho por militantes, y nosotros aspiramos a medios que tienen que poder generar fuentes de trabajo.  Hay que militar por una comunicación comunitaria, avanzar en que más radios tengan licencias, necesitamos construir un escenario más firme y más democrático.  

Publicado en Lejos de Zaimán.