Luciana Garat: “Con este gobierno nos convertimos en un país más injusto”

La economista y docente universitaria Luciana Garat, pasó por LDZ y nos habló de las políticas económicas erradas del actual gobierno y sobre los dos modelos económicos que están en juego en estas elecciones.

¿Qué proyecto de país crees que se enfrentan en estas elecciones?

Primero deberíamos hacer un pequeño balance de estos últimos cuatro años de gobierno, en lo que respecta a las variables macroeconómicas y sin duda que esta propuesta a lo largo de cuatro años realmente fracasó. Lo primero que se debe hacer después de estos años  es un país más justo porque las variables macroeconómicas nos dicen que nos convertimos en un país más injusto, con más desigualdad, cada vez mayor pobreza, un país que tiene una actividad económica más deprimida, hay más inflación. Entonces lo que podemos decir es que la propuesta que viene a hacernos el Frente de Todos es la de un país más justo, desde el punto de vista de lo económico seria hablar de un país con menos desempleo pero sobre todo con menos desigualdad.

¿Qué significa poner los motores de la economía en marcha?

Por un lado encender los motores significa que la economía deje de caer y esto significa que dejen de cerrar Pymes, que el país comience a producir más y no que cada año se reduzca la producción. Porque Cambiemos propuso un proyecto económico mirado desde tirar la economía desde las inversiones, desde las empresas, que sean ellas las que produzcan el crecimiento económico, lo que propone el Frente para Todos es prender la economía que se conoce como la visión Keynesiana, es decir, reactivar la economía desde el consumo, desde la gente, es un propuesta inclusiva, donde haya salarios más justos, aumentar la jubilación, eso significa poner dinero en el bolsillo para que sea la gente el motor de la economía, donde la economía se organice para garantizar el bienestar de las personas.

En una publicidad de campaña del 2015 se decía que Cambiemos combatiría la inflación reduciendo el consumo. ¿Es posible esa fórmula?

La teoría del derrame, que es la propuesta del menemismo, con unas diferencias conservando la idea de que las empresas cuando crezcan van a hacer crecer la economía, derramando sus ganancias sobre nosotros. Y la respuesta la dio en 2003 el Frente para la Victoria que logró reactivar la economía desde el consumo. Esto ya no es un debate teórico válido sobre lo que los argentinos hemos vivido, en éstos últimos 16 años, porque cuando se apuesta por la gente nos va mejor.  Lamentablemente si gana el Frente para Todos no vamos a ser todos felices de un día para el otro. Desde el punto de visa teórico de la economía, quedó evidenciado que las recetas ortodoxas para bajar la inflación no han funcionado, esta idea de sacarle la plata a la gente y que así bajara el consumo y por ende la inflación, no ha funcionado.

¿Cuál es el rol que le cabe a la economía Argentina, ya sea un país agro exportador o se debe tender a un proceso de industrialización?

Somos un país donde la agricultura es bastante importante, sobre todo cuando ésta actividad logra generar dólares, porque todos los países necesitan dólares para poder moverse con el mundo, por ende éste sector es mucho más importante exportando, por lo tanto esta discusión sobre convertirnos en el granero del mundo es bastante vieja, porque nos ubica en una situación totalmente dependiente, hay que exportar productos manufacturados que dan valor agregado, que generan puestos de trabajos.

¿En este sentido como ves a Tucumán?

No hay que olvidarse que Tucumán fue la primer provincia en darle valor agregado a un producto, porque eso es el azúcar, es caña más valor agregado, el azúcar es un pilar fundamental en nuestra economía, pero lo que más ventaja nos da ahora es la venta de Bioetanol, por lo tanto es un referente en el norte en cuanto a la producción porque tiene mucho para dar, porque también es un polo científico y académico.

Publicado en Lejos de Zaimán, Podcast.