Los Coros y Orquestas le ponen música a los jóvenes tucumanos

 

 

 

El Programa Coros y Orquestas para el Bicentenario, es una de las líneas socioeducativas de la Secretaria de Estado de Bienestar Educativo del Ministerio de Educación de Tucumán y cuenta con la participación de 600 alumnas y alumnos de toda la provincia. El proyecto brinda la posibilidad de acceder a educación musical de alto nivel. Como producto de este trabajo se formaron 9 orquestas y 11 coros en Tucumán. A pesar de los sistemáticos recortes del gobierno nacional estos programas continúan por decisión y apoyo del gobierno provincial. La iniciativa apuesta a la calidad musical y a la inclusión, y permite que los chicos que viven diversas situaciones hoy estén tocando en una orquesta o cantando en coros. David Ezequiel Coronel director de la orquesta en la escuela Nicolás Avellaneda, y del Coro en la escuela de Comercio Maní de Estofán charló con Lejos de Zaimán sobre los beneficios de promover la educación musical entre los jóvenes.

¿Cómo es el proceso de formación para los coros y orquestas, con chicos de niveles educativos?

Es un trabajo muy lindo, yo pertenezco al interior de la provincia, soy de Aguilares, ahí tenemos la orquesta que funciona en la escuela Nicolás Avellaneda y el coro en villa Trinidad en la escuela de comercio Maní de Estofán. Hemos tenido un concierto en Tafí del Valle, no tan solo con los chicos de la comunidad educativa, sino también chicos de la zona, egresados, chicos que están trabajando, o chicos en situaciones vulnerables, es un programa que tiene un enfoque muy lindo que llega más a las familias y a las comunidades. El proyecto tiene una muy buena articulación en las  escuelas, el ministerio, los municipios, se realiza  un trabajo de redes muy grande y articulado.

¿Qué diferencia hay entre aprender música como una materia en la escuela y formar parte de una orquesta?

 Uno le enseña a los chicos que la música nunca debe morir en los estados educativos, ellos aprenden a componer, realizan cosas nuevas no solo con la música clásica, sino también con música popular. Sin ir más lejos hicieron una versión cumbia con la obra de Beethoven, entonces los chicos escuchan música clásica, pero al estilo de ellos.

¿Cómo se articula esto, con los consumos musicales que tienen actualmente los chicos?

Yo debo componer  los temas musicales para ellos, con temáticas relacionadas al Facebook, WhatsApp, siempre trabajando con la música, para ir descubriendo todos los sonidos, las distintas tonalidades de cada voz, y luego  ellos mismos  se dan cuenta cuando les salen muy altas o no las notas musicales, es un proceso muy lindo e interesante para los alumnos, que de a poco van descubriendo el pasaje de la voz, en sí mismos.

¿Hay chicos que integraron la orquesta, y que luego decidieron seguir la carrera musical, y hoy en día son docentes de la materia?

Claro que sí, en Aguilares por ejemplo tenemos al profesor de trombón que nació del programa, es decir fue alumno y luego continuó la carrera en el conservatorio de música, esto es una gran bisagra para aquellos chicos que el día de mañana deseen estudiar esta carrera. Hoy en día este programa abre muchas puertas, y despierta demasiadas vocaciones.

¿Los fondos del programa siguen  dependiendo de la propuesta del gobierno nacional?

El programa dependía de la Nación, pero este año se empezó a trabajar desde la provincia, de hecho el ministro de educación ha sido de gran ayuda, nos abrió la puerta para que esto continúe, sabemos y es de público conocimiento que en otras provincias estos programas se encuentran cerrados, es decir las políticas socio educativas en general disminuyeron, pero en Tucumán este programa se sostuvo y sigue en vigencia, gracias al trabajo que realiza el ministro, junto a los docentes y los alumnos. No solamente se concentra en una sola escuela, si no también que esto funciona como sede para toda la comunidad, la articulación por las comunas, los municipios, la verdad que es muy amplio el panorama de este programa.

 

 

Publicado en Lejos de Zaimán.