La Defensoría del Público educa para una comunicación abierta e inclusiva

Romina Coluccio es comunicadora social, integrante del equipo de capacitación de la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual. Visitó Tucumán, donde coordinó un taller sobre cómo incorporar una mirada respetuosa en perspectiva de los derechos LGBTIQ+ en la comunicación masiva.

¿Cuál es el desafío que tenemos los comunicadores/as para mirar esa diversidad e incorporarla en nuestra práctica?

En el taller estuvimos trabajando para poder identificar cuáles son las operaciones estigmatizadas, que discriminan a las personas por su orientación sexual. El desafío principal es familiarizarse con el marco normativo vigente en nuestro país. Me refiero específicamente a la ley de servicios de comunicación, a la ley de matrimonio igualitario, a la de identidad de géneros. Lo que impone es pensar la comunicación como un derecho y a su vez promover los derechos que tienen las audiencias/público con la radio y televisión. Al pensar la diversidad y la identidad de género uno de los principales desafíos es romper con los modelos heteronormativos.

Cuando nos referimos a modelos heteronormativos, son aquellas familias que ven una sola forma de sexualidad entre los géneros. ¿Crees que todavía sigue vigente esta idea o pensamiento en la cabeza de muchas personas?

Sí, tenemos naturalizada que toda la sociedad es heterosexual y que los vínculos se construyen de manera binaria, entonces la ley de matrimonio igualitario rompe con esa naturalización y nos obliga a pensar nuestros imaginarios sociales desde otro lugar.

En el taller presentaste herramientas concretas de la Defensoría del Público, que si bien no es un organismo que pueda sancionar, sí hace incidencia en los medios que cometen actos discriminatorios. ¿Podrías contarnos algún caso?

En el taller estuvimos trabajando con recomendaciones vinculadas a las coberturas periodistas responsables que estigmatizan las noticias de identidad de género, por ejemplo a partir de uno de estos reclamos realizamos un abordaje de una situación, que tenía como víctima a una persona candidata a consejera escolar, que la discriminaban por su identidad de género. Lo que se realizó es ponerse en contacto con la persona implicada y realizar campañas y un spot que hable sobre los derechos que establece la ley de identidad de género, y de respetar la identidad autopercibida de una persona en cualquier institución privada y pública.

¿Cómo se trabaja con aquellos periodistas que cometen este tipo de situaciones comunicativas irrespetuosas y discriminatorias?

La Defensoría tiene una mirada de diálogo y articulación con los medios de comunicación, y se desarrolla una tarea pedagógica permanente que tiene que ver con la transformación de las frases. Se realizan capacitaciones presenciales en la sede de las emisoras en las que todos pueden participar, como así también capacitaciones virtuales. En las capacitaciones exteriores se trabaja en conjunto con las universidades, sindicatos de prensa y de comunicación, con los distintos factores del campo comunicacional.

Dentro del medio, ¿trabajan con el periodista que está en frente a una cámara o también con otros actores?

Se trabaja con todos los equipos de profesionales que participan en la emisión de los programas, los equipos de producción, de edición, el que está en el móvil exterior, hasta los que manejan la cámara. Todos los roles contribuyen a la construcción del sentido, por lo tanto es bueno que se familiaricen con las herramientas concretas para poder implementar en prácticas.

¿Se notan algunos cambios en la vida cotidiana de aquellas personas que fueron víctimas de algún tipo de discriminación?

Si bien las transformaciones en el campo de lo simbólico son progresivas, pero no son de la noche a la mañana, es un trabajo minuto a minuto y a largo plazo. Todas esas herramientas, insumos, debates, tienen una incidencia en la práctica porque amplía las agendas de trabajo, se reflexiona sobre los procesos de producción, sobre los enfoques y eso contribuye a poder construir representaciones plurales y diversas.

¿Qué otros temas de intervención reclama la audiencia a la Defensoría?

Hay una serie de problemáticas que son preocupaciones de las audiencias, vinculadas a cuestiones de género, como es el caso de violencia contra las mujeres, otra de las preocupaciones es el APT (apto para todo público),sobre los derechos de los niños, niñas y adolescentes., Sobre las representaciones vinculadas a los migrantes, pueblos originarios, a la representación de personas con discapacidad, a los abordajes sobre la salud mental, etc. Hay una serie de representaciones que tienen que ver con los derechos que la audiencia reclama que se estigmatice de manera responsable.