José Roggero: “Un gabinete siempre representa la mirada y la agenda prioritaria de un presidente”

La región arde y en Argentina se vive una transición hacia un nuevo gobierno, un escenario político que traerá nuevas posibilidades y el anuncio de un posible gabinete. En LDZ charlamos con José María Roggero, sobre el contexto político y algunos nombres que suenan en el arranque del gobierno de Alberto Fernández. El lic en Administración, especialista en Política, Gobierno y Gobernabilidad, con especialización en Gerencia Política, Gestión Pública y Modernización del Estado sugirió que el Congreso será clave para facilitar medidas urgentes y elogió el rol del gobernador de Tucumán como armador de la unidad del peronismo.

¿Qué se puede decir del futuro gabinete con el que se viene especulando?

Hay muchas especulaciones en relación a los nombres, pero hay que entender que un gabinete es la idea que tiene un presidente sobre la situación del país y sobre las medidas que quiere tomar. Un gabinete que deja claro sus prioridades se planteará actuar frente a la crisis económica y la crisis social que hoy conforman los grandes desafíos. Porque eso es lo que importa de un concierto de nombres, dejar claro cuáles son sus prioridades. Alberto F. tiene dos premisas fundamentales, construir consenso y la recuperación del rol del estado. Hoy estamos ante el final de un ciclo. Venimos de 4 años de un gabinete ceocrata, o sea con un presidente que hizo un gabinete con personas que representaban a las empresas concentradas y que tomaban medidas que beneficiaban a las grandes empresas. Y perjudicaban a los grandes sectores de la sociedad. Las definiciones en grandes ministerios en áreas estratégicas como trabajo y salud expresan dos prioridades, volver a la calidad de Ministerio es darles mayor jerarquía, y sobre todo presupuesto. Va a haber un Ministerio de Igualdad de género, frente a un presidente saliente que degradó ese tema recortando un 38 por ciento el presupuesto. Después va a estar Daniel Arroyo en Desarrollo Social, una persona con vasta experiencia que viene trabajando en temas sociales con mucho compromiso desde hace 20 años. O figuras como Guillermo Nielsen que fue clave en la negociación de la deuda, así se ven los síntomas de la recuperación del rol del Estado a partir de los nombres que se piensan. Todas personas que se paran desde los intereses del Estado, sabiendo que esto no es una guerra sino que es una invitación a la construcción de acuerdos y  consensos.

Cuando se contrastan las dos propuestas de gabinete surge la idea de que antes había que adivinar para que empresa iba a jugar el ministro y ahora hay que ver qué tema viene estudiando el ministro desde el punto de vista de las problemáticas políticas a resolver. ¿Lo ves así?

Si, así es, porque esto no es un combate o una guerra, pero no hay que perder de vista que hablamos de intereses distintos. Y está bien que sean intereses distintos los de las empresas y los del Estado. Las empresas deben perseguir rentabilidad y los intereses que representa el Estado tienen que ver con redistribuir la riqueza y las oportunidades.  Las empresas buscan rentabilidad y el estado tiene que buscar que la sociedad vaya mejorando masivamente su calidad de vida. Yo rescato el consenso por algunas medidas que se ven en el horizonte.

Por ejemplo si se formaliza el Consejo Económico y Social, este estaría conformado por amplios sectores, Universidades, ONG, cámaras empresarias, cleros, sindicatos, y esto no sería una figura decorativa sino un espacio clave para construir consensos vitales sobre temas clave, como salarios, precios, tarifas, política fiscal. Y en ese sentido estamos ante una oportunidad en un momento crítico. Estamos frente a la oportunidad de construir consensos para salir de las crisis, y no hay margen ya para la peleas, ni para profundizar la grieta. Porque la situación es crítica, y el congreso en ese sentido se vuelve estratégico. Si bien las elecciones han sido ganada con la formula AF y CFK y el oficialismo perdió, a partir del 10 de diciembre el oficialismo no va a tener mayoría en Cámara de Diputados, pero sí en el Senado. Entonces el consenso se hace muy importante. En los primeros 100 días se van a implementar medidas importantes para abordar la urgencia y el Congreso va a ser muy necesario. No hay margen para la mezquindad ni la disputa. Tenemos que generar acuerdos para las cosas importantes y urgentes de mediano y largo plazo. Repito en los primeros 100 dias AF tiene que tomar medidas urgentes. Por ejemplo para aprobar Medidas sociales para combatir el hambre.

¿En el gabinete pesan quienes responden más a AF o quienes responden más a CFK?, ¿Qué lectura haces sobre eso?

Se ve en el horizonte y alentado por muchos medios periodístico que puede haber tensiones entre el Albertismo, el kirchnerismo y el peronismo. El peronismo siempre fue frentista, y tiene experiencia en gestionar y esta acostumbrado a morigerar tensiones internas. Hay actores clave en las construcciones de esos consensos, en la moderación de esas tensiones. Manzur tuvo un rol fundamental desde el instante cero del anuncio de la formula, tiene que ver con su capacidad de articulación y su papel en la construcción de la unidad con otros gobernadores, sindicatos, incluso antes, desde el 17 de octubre de 2018 que Manzur intentó juntar al peronismo y luego se sumó a la consigna del Frente de Todos. Articuló con otros gobernadores, pero también con el sector industrial, con sindicatos, sectores empresariales y fue sumamente activo en relaciones internacionales construyendo lazos y vínculos con nuevos mercados. Las misiones oficiales en Washington, Nueva York son positivas. Manzur se abocó a generar relaciones favorables para el país. Son inevitables las relaciones internacionales de ese nivel. Nosotros tenemos desafíos enormes con el tema deuda y con generar una balanza comercial razonable que permita pagar deuda sí, pero hacerlo con la gente adentro. En cuanto a que Pablo Yedlin pase a la cartera de salud, la primera buena noticia es que Salud pase a ser un Ministerio de nuevo, y siempre nos enorgullece que un tucumano este en los primeros planos de la política nacional. Como tucumano es un orgullo, y si es un tucumano sanitarista con trayectoria, que forma parte de un equipo frondoso eso es una buena noticia. Es un dirigente de los que estamos necesitando.

Hay un nuevo tiempo político que se habilita y un nuevo rol para el oficialismo actual. ¿Qué rol le ves como oposición?

La oposición presenta muchas incógnitas de cara al futuro, creo que su forma de ser oposición va a mutar. Porque necesariamente las derrotas electorales obligan a las fuerzas electorales y a los candidatos a revisar su trayectoria y a organizar medidas al respecto, Hay que ver como quedaron los vínculos, después de esa instancia. Tienen que reorganizarse. Hoy no están claros los liderazgos, tienen una enorme responsabilidad dado que tienen un 40 por ciento del electorado que los eligió, que necesita ser representado. No obstante en estos momentos del país nadie puede desconocer que hay problemas que dejan tras cuatro años de gestión que son graves.  Sobre todo en materia económica y social, retraso del salario real del 23 por ciento, inflación del 260 por ciento, una tasa de caída de la industria, desempleo del 10,7 por ciento. No dejan mucho lugar a las mezquindades ni al egoísmo. Creo que el alto costo que puede tener la oposición si se opone por oponerse es quitar voluntad y adhesiones y seguir desgastando su fuerza política, creo que la opción más racional es que tomen una opción responsable, que más allá de algunas diferencias que uno pueda tener, lo están teniendo, con algunos bemoles, con algunos matices. Eso es una buena noticia. Cuando uno ve lo que pasa en la región y compara se puede sentir tranquilo. Creo que en Argentina la democracia esta fuerte y no se discute casi por nadie. Creo que hay que entender que hay ganadores y perdedores de una contienda electoral y que el proceso continua, todos somos parte de un mismo país y el nuevo tiempo re dibuja roles que hay que asumir hasta que el escenario presente nuevas oportunidades. Siempre pensando en seguir objetivos de búsqueda del bien común.

Publicado en Lejos de Zaimán, Podcast.