Ideas Menores, reflexiones críticas para alimentar sueños

Martin Villarroel Borgna es diseñador gráfico e integrante del Colectivo La Tinta y del Encuentro de Organizaciones (EO) de Córdoba. Vino a Tucumán para presentar el libro “Ideas Menores. Pensar con los pies en la tierra” que surgió con la intención de entrelazar ideas y experiencias, en una búsqueda por generar reflexiones críticas que nos ayuden a comprender y andar (nos) en tiempos de crisis. En LDZ charlamos sobre el libro, que además busca sintetizar y sistematizar muchas de esas ideas menores que tuvieron una presencia fuerte durante los cuatro meses que duró la Cátedra Libre que realizó La tinta en el año 2018.

El Libro “Ideas menores” surgió a partir de un proceso de formación política que organizaron varios colectivos cordobeses, ¿de qué se trata?

Desde el año pasado venimos pensando que los colectivos que hacemos comunicación y política siempre dejamos la formación para el final porque siempre pensamos lo más urgente y dejamos para el final lo más estructural. En el curso trabajamos tres ejes: Colonialismo, Patriarcado y Extactivismo y estuvimos invitando a varios docentes e investigadores como Silvia Rivera Cusicanqui, Raul Zibechi, Mariana Menendez, Horacio Machado Aráoz y Darío Aranda. De este espacio de formación política también participamos más de 30 medios, colectivos y organizaciones sociales de 14 localidades y 5 provincias diferentes, hilvanando una potente red de experiencias de construcción alternativa.  Cerca de 100 personas de 15 ciudades, un espacio de educación horizontal con la mística de los talleres de Educación Popular donde estuvimos trabajando estos temas. Con la particularidad de que no era solamente teórico sino que también hicimos unas visitas a territorios en lucha de Córdoba y ahí fuimos nutriéndonos con lo que los docentes nos compartían en la teoría contrastándolo con lo que veíamos en la realidad en las visitas guiadas.

¿Qué nos vamos a encontrar en el libro los lectores?

El libro es un montaje, micho texto pero también imágenes e infografías conviviendo y retroalimentándose. La parte más teórica tienes que ver con una sistematización y registro textual y fotográfico de lo que fue la catedra. Entonces hay muchas citas textuales de los docentes y las docentes y también interrogantes que quedan abiertos más quenada como disparadores para seguirlos indagando. Sobre todo entendiendo que pensamos la formación no como algo unidireccional ni de arriba hacia abajo sino que planteamos las preguntas y nos interesa ver qué pasa con eso. 

¿Y qué uso piensan darle al libro?

Entendemos que es un material pedagógico y queremos que circule, por eso vinimos a Tucumán invitados por La nota, para que circule el libro y para compartirlo con organizaciones, colectivos, militantes, contribuyendo con temas urgentes, descolonizar, despatriarcalizar la mirada, asumiendo reflexiones urgentes sobre cómo opera el extractivismo en nuestras sociedades. Se trata de debates que tenemos que abordarlos en los medios, tenemos que escribir y construir conocimiento de manera compañera, hermana entre nosotros y juntos a otres.

¿Tienen alguna estrategia para que estos ejes lleguen e referentes de la política institucional y con posibilidades de gobernar?

Nunca lo hemos planteado en esos términos, porque no nos interesa mucho la agenda electoral, no lo abordamos mucho desde La Tinta. No porque no creamos que no sea importante, sino porque entendemos que hay otros temas más estructurales, que tienen que ver no solamente con la persona que a va a estar ahí gobernando durante 4 años sino con cómo se conforma un modelo de país, y en eso nos interesa mucho más la mirada de los colectivos y organizaciones del abajo que la figura, que el nombre, que la persona que va a estar ahí, por uno o dos períodos. Si bien comprendemos que no da lo mismo, sí hay temas que dependen solo de nosotros y nosotras, y de cómo nos organicemos y cómo incidamos en la balanza para que se mueva para un lado o para el otro.

Publicado en Lejos de Zaimán.