Carolina Vargas Aignasse: “La responsabilidad para los dirigentes políticos es hacer una lista de unidad en la que estemos todos incluidos”

Carolina Vargas Aignasse, secretaria de Gobierno de la provincia de Tucumán charló con Lejos de Zaimán sobre “Tucumanitos”, un programa que se propone agilizar trámites en la inscripción de los recién nacidos, apostando delegaciones del Registro Civil en sanatorios y hospitales. Además se refirió al trabajo que realiza la Escuela de Gobierno en la formación de los trabajadores del sector público. Por último y frente al actual escenario político provincial la abogada renovó el apoyo a la dupla gobernante Manzur – Jaldo y explicitó su intención de disputar la intendencia de la capital tucumana. 

 

Se conoció que a partir de ahora los bebés que nazcan y tengan cuidados especiales van a poder salir de las clínicas y sanatorios con la partida de nacimiento. ¿Cómo surgió la iniciativa?

 Es nuestro nuevo y flamante programa, se llama Tucumanitos, es del Registro Civil y está  pensado para acercar nuestros servicios a la gente y sobre todo aquellas personas que se encuentran en una situación de vida que les imposibilita o les dificulta un trámite tan necesario como es el de garantizar a su bebé el derecho a la identidad.

En las maternidades del sector público tenemos delegaciones del registro civil, por lo cual este tema allí se encuentra cubierto; pero también hemos pensado en las instituciones privadas como los sanatorios cuando se da el caso de bebés que nacen e ingresan en neonatología la idea es poder acercarnos a los sanatorios algunos días de la semana llevando los libros de inscripción para que así puedan realizar el trámite de una manera más sencilla.

El lanzamiento de este nuevo programa lo hicimos en el sanatorio 9 de julio., Sabemos que  es fundamental la inscripción y la entrega de las partidas de nacimiento la cual permite poder realizar otro tipo de trámites.

La Escuela de formación política que usted impulsó promueve la formación de cuadros técnicos que se hacen cargo de distintas funciones a nivel gubernamental. ¿Cuáles son los desafíos y necesidades  que ven de formación  en la actual situación  de la política tucumana?

La escuela de gobierno de la provincia nace con este objetivo, el poder realizar formación de liderazgo con una particularidad, que esta escuela es abierta a toda la ciudadanía.

La escuela va formando los cursos a demanda de la comunidad. Realizamos una ficha de preinscripción con todas las personas que estaban interesadas en recibir una formación, con estas fichas les consultamos cuáles son las inquietudes y mediante ellas hacer una mejor valoración de qué es lo que se necesita  y a partir de ella elaborar la propuesta.

¿Qué balance están haciendo en relación a lo que consideran que son los conocimientos fundamentales  que la gente te está demandando?

La gente busca capacitarse en cuestiones que salgan de la currícula universitaria, buscan cursos que tengan que ver con la especialización en diferentes cuestiones. Hemos trabajado con partidos políticos, con Universidades, y diferentes  gremios. Si bien Ahora tenemos la entrega de 16 certificados que son de la UNSTA en donde han cursado dirigentes gremiales, el módulo de ciencias políticas pero con orientación a lo gremial, fue una experiencia fantástica, son personas que si bien no tuvieron la posibilidad de asistir a la universidad tienen una gran formación.

¿Existen situaciones en las cuales la gente que comienza formándose, después se involucra con la política más territorial o clásica?

Seguro que sí, porque la orientación que tiene la escuela de gobierno, conlleva a una actividad que es empírica y un relacionamiento con personas que ya desempeñan tareas que tengan que ver con la política que indefectiblemente con el armado del proyecto y en la participación que se hace también capta muchas vocaciones que en otras oportunidades no han podido mostrar, a mí me parece que va a ser un gran incentivo para que más  personas se dediquen a las cuestiones públicas y lo haga con calidad, vocación y dedicación.

Mucha gente al año de elecciones lo llama un “año político”, que en realidad es un año electoral. Justamente el que viene es de esos años ¿Cómo ves a la provincia de cara a estas elecciones y cuál es el principal desafío para el Partido Justicialista?

Efectivamente es un año electoral, como afortunadamente nos toca cada 4 años por lo menos en Tucumán, donde no tenemos renovaciones parciales; siempre se agradece tener este sistema democrático que a la gente se le permite elegir quien quiere que la represente en el gobierno.

Nosotros nos encontramos en una coyuntura diferente, desde el peronismo habiendo perdido el gobierno nacional en la anterior elección y habiéndose enfrentado a un modelo económico, social, que ha venido a vaciar a nuestro país de derechos ya reconocidos y nos ha hecho llegar a un grado de involución, con respecto a la impronta que se venía creciendo. El mayor desafío para el peronismo es tener gestos de grandeza en donde la dirigencia tome conciencia. Debemos ser una opción electoral muy seria  para la gente que nos permita llegar al gobierno nacional y poder encarar modificaciones a este rumbo que cambiemos le ha impreso al país porque realmente si seguimos por este camino no le veo una buena salida. La responsabilidad del año que viene para los dirigentes políticos, es hacer una lista de unidad en la que estemos todos incluidos, aunque tengamos diferencias, tenemos que comprender que para  ser una propuesta  seria para la gente debemos resolver las diferencias internas que tenemos.

¿Existen posibilidades de generar  espacios de diálogo para llegar con esa fórmula de unidad?

Sí, es un camino que se ha emprendido, nuestro gobernador, el Dr. Manzur es un artífice muy importante, de poder dialogar con todos los sectores, de poder dejar las aspiraciones personales para poder llegar a tener una construcción mayor, con las actitudes y las acciones lo veo muy bien encaminado al tema para conseguir una buena lista de consenso., que debería incluir a Cristina no como candidata, pero si dentro del espacio.

Ya que hablas de Cristina, ¿Es posible que a esa fórmula la integre un tucumano?

Todo es posible, eso estará en la decisión del tucumano y de distintas coyunturas y factores que se van planteando a nivel nacional, lo que sí estoy segura es así como fue en otra oportunidad ese tucumano del que estamos hablando en el peor de todos los escenarios habiendo perdido en  las elecciones y con una epidemia de gripe A en todo el país se le ha propuesto ir a colaborar y ahí estuvo, es por eso que creo que para el año que viene tiene muchas posibilidades.

¿Cómo ve a cambiemos particularmente en nuestra provincia?

Yo creo que Cambiemos en Tucumán como tal no tiene existencia, es una suerte de conjuntos de incoherencias, me refiero a las posiciones políticas.  Por ejemplo un peronista en la intendencia de la capital que milita con cambiemos y defiende las políticas macristas cuya esposa en el congreso posibilita muchas cuestiones que no son solamente las macros, están militando en el espacio de Mauricio Macri, y Alfaro es de Macri, al igual que la diputada Ávila. Yo no tengo duda de su cuna peronista, pero hoy en día son macristas.

Desde mi punto de vista como partido político, están muy desarticulados y con poca oferta electoral para el año que viene.

Te parece que sería algo positivo volver a recuperar la coherencia entre el signo Político que gobierna la ciudad con el signo político que gobierna la provincia

Me parece que  San Miguel de Tucumán tiene que ser recuperado por el peronismo. He planteado el anhelo de ser candidata a intendente de la capital, porque estoy convencida de que San Miguel merece otro destino del cual está teniendo, que no es fruto de esta administración, si no que ya viene de varios años atrás, donde la persona que hoy está, a sido funcionario que acompañó al contador Amaya en donde se ha realizado un plan estratégico para Tucumán, el cual no se cumplió nunca. Hay muchos compañeros dentro del peronismo que tienen las condiciones para ser candidatos, yo voy a seguir trabajando en el anhelo que tengo, sin perder el rumbo que es ofrecer lo mejor que el peronismo pueda tener para que la gente pueda decidir.

El sistema más sano y democrático, es una elección interna dentro del Partido Justicialista para la elección de las candidaturas, así lo he pronunciado y lo voy a seguir manteniendo.

Con respecto al clásico entre San Martín y Atlético ¿qué es lo que se estuvo trabajando con los presidentes de los clubes?

Más que nada tiene que ver con la preocupación que se tiene como ciudadano, más por lo que sucedió en Buenos Aires con River y Boca y la intención es concientizar a la gente que podemos compartir la misma pasión y que los diferentes colores de camiseta que viste cada uno, no nos tiene que hacer perder de vista que el deporte tiene que ser una fiesta y que en el fondo no es más que un partido de fútbol, puede ser muy importante pero debemos conservar el ejemplo que le brindamos a los jóvenes y privilegiar todo lo bueno que tiene la práctica deportiva, por esto es que invitamos a los presidentes de los clubes como una suerte de desafío y para que se pongan la camiseta que fabricamos mitad Atlético y mitad San Martín.

 

Carolina Vargas Aignasse es abogada y procuradora. Egresó de la Universidad Nacional de Tucumán en el año 1995. Fue Concejal de San Miguel de Tucumán durante el periodo 2003-2007 y Presidenta de este cuerpo desde el 2003 hasta el 2004. En el año 2006 fue designada Convencional Constituyente y Congresista Provincial del partido Justicialista de Tucumán. Desde el 2007 hasta 2011 fue electa legisladora y renovó su banca en las elecciones de ese año. Actualmente es Secretaria de Gobierno de la provincia.