Amado Boudou: “La población ya entendió que su vida es mucho peor con este gobierno”

 

 

 

 

 

En Lejos de Zaimán  entrevistamos a Amado Boudou, ex vicepresidente de la nación, desde el penal de Ezeiza donde estaba detenido. Ayer la Justicia determinó su excarcelación. Una charla intensa sobre el gobierno de Cambiemos y su proyecto de ajuste.

¿Cómo está viendo el programa económico de Mauricio Macri y cómo está afectando a la Argentina?

Lamentablemente una circunstancia económica que habíamos previsto desde el comienzo de las medidas de Macri: que iban a ser perjudiciales para las familias argentinas y el desarrollo de las provincias.

Es un modelo económico en el  que las mayorías le transfieran dinero a los que más tienen. Una política por la cual le sacan dinero a las familias a través de la inflación, de las tarifas, del precio de la nafta para que quede en manos de muy poquitos que no lo reinvierten en nuestro país. Caen los salarios reales, cae el valor de las jubilaciones,  aumentan los precios, tarifas, la nafta…

Todo esto son decisiones políticas del presidente Macri y su equipo de gobierno que están llevando a la Argentina por un camino cada vez peor. Hay fuerte caída de las ventas minoristas y se registró el peor mes en ventas automotrices; el mercado inmobiliario está deprimido y las  fábricas van cerrando.

Esto implica que los trabajadores ven cerrados sus puestos de trabajo, y eso está llevando mucha angustia a los hogares. Hay una incapacidad de soñar un futuro apara los argentinos y argentinas, sobre todo para los más jóvenes.

Macri decía que bajar la inflación era sencillo y era una prioridad ¿Cree que realmente es una prioridad, o se benefician con estos indicadores?

Lo paradójico de este gobierno es que las dos cosas se dan al mismo tiempo. Representan a un sector que se beneficia con tasas de interés de usura, por encima del 60% que serian consideradas ridículas en cualquier lugar del mundo.

Pero por otro lado creo que el presidente subestimó la situación, fue muy poco responsable con lo que dijo y lo que hizo. Entonces Argentina es unos de los países con peor inflación del mundo y con las tasas más altas del mundo. Esto atenta contra la creación de empleo y la economía real porque lo que pasa es que no tenemos un mercado interno y empresas nacionales que estén generando trabajo y consumo.

La cuestión de seguir usando el discurso de la pesada herencia…¿Por qué sigue funcionando ese argumento y no los indicadores reales?

Lo primero que hay que señalar es que Macri ya pasó el 75% de su gobierno, está en un momento en que tendrían que haber madurado las supuestas buenas medidas que tomaron. La verdad es que cada vez se vive peor.

Hoy las mujeres tienen una jubilación de un 20% inferior a los varones por decisión de este gobierno. Es discriminatorio con respecto a las mujeres. Cuando nosotros lanzamos la moratoria en la que se jubilaron 3 millones y medio de personas, que no lo podrían haber hecho sin esa política, el 80% fueron mujeres. Pero Hay un bombardeo mediático, porque los medios son los que se benefician también con estas políticas de tasas altísimas.

Una de las batallas durante el kirchnerismo fue Papel Prensa y tratar de desmonopolizar el precio del papel y por lo tanto el discurso único. Se acaba de aprobar una Ley que beneficia a las empresas que controlan Papel Prensa. ¿Qué opinión le merece?

Es medio increíble. No es un tema que hoy le interese a nadie más que a los propietarios de los grandes medios. Hay diputados que no se están ocupando de los grandes problemas de los argentinos por eso no entiendo que se preocupen por una ley como esta porque podrían haber sacado una ley para frenar los aumentos de tarifas, frenar los precios de la nafta o aumentar las jubilaciones.

Esta ley les permite a los dueños de los grandes medios fijar el precio del papel según para que medio sea, y esto conspira contra la libertad de expresión. 

Lo que les permite es tener un tratamiento totalmente discrecional sobre los grandes temas de interés y las otras voces en la Argentina. Lo más llamativo es que los diputados se estén copando de los temas de interés de los grandes medios de comunicación y dejando de lado los grandes temas de interés de la población.

Muchos pensaban que no era tan fácil destruir en tan poco tiempo lo que cuesta tanto tiempo construir. ¿Qué reflexión le merece, de cara a la posibilidad de recuperar el gobierno desde un proyecto popular?

Era evidente que un gobierno con el apoyo del sistema concentrado podía rápidamente avasallar los derechos de los argentinos, y este gobierno no tuvo miramiento en bajar jubilaciones, destruir el aparato productivo y endeudar al país. Era evidente. El que pensara distinto realmente no miraba lo que estaba pasando.  Por eso era importante ganar la elección anterior, no era menor. Esto implicaba tener la entereza de bajar las internas y pensar en ganar las elecciones desde el campo nacional y popular con una diversidad de fuerzas y voces que seguramente tendremos matices pero sabemos que es fundamental cuidar el trabajo, el sistema productivo y ampliar los derechos de la población.

Por eso es muy importante hacia adelante tener un plan de los primeros 90 días porque va a haber que trabajar muy rápido para desarmar el verdadero infierno que está haciendo el gobierno de Macri en materia de dejarle al sistema financiero que haga lo que quiera con la vida de los argentinos y dejarles a quienes fijan precios que hagan lo que quieran. Necesitamos un shock distributivo que no es ni más ni menos que aumentar salarios y jubilaciones para activar el mercado interno; pero no alcanza con eso. El shock distributivo es el primer paso. Lo segundo es que el sistema financiero no sea el dueño de nuestra vida a través de las tasas y préstamos de usura al país y a las familias. Uno ve los intereses de tarjeta de crédito o los préstamos a las empresas que usan para capital de trabajo. Ningún país puede funcionar con un sistema financiero desbocado

¿Cómo analiza el contraste entre lo que está pasando en Francia y nosotros que hace 3 años que tenemos al gobierno de Macri implementando medidas de ajuste y no logramos esa movilización y unidad?

Francia es un país con una larga tradición en los reclamos populares, de la revolución francesa en adelante es el modelo del mundo occidental, pasando x el mayo francés pero también hace 4 o 5 años. El pueblo francés hoy está reclamando por el tema de combustibles. Eso muestra que el avance del neoliberalismo y el populismo de derecha en el mundo tiene el mismo sentido…usar una variable tan importante como las tarifas de los servicios públicos en contra de los sectores populares, sacarles a los que menos tienen y concentrarlas en pocas manos, lo mismo que pasa en Argentina. Ya van 3 años de este camino. Me parece interesante lo que han hecho algunos sindicatos y las mujeres en argentina. Hay que seguir esos ejemplos para organizar el reclamo.

Otro de los mitos de los liberales es la importancia de los capitales externos. Asistimos hace poco al G20. ¿Puede tener consecuencias reales en la economía argentina?

Ningún país se desarrolló con inversión externa. Lo hicieron a partir del potencial del mercado interno y le desarrollo de la industria nacional. Es un mito lo de la inversión externa.

En este mundo donde el capital financiero manda sobre el capital productivo la inversión extrema significa nada más que venir  timbear. No va a dejar ni un puesto de trabajo. Son fondos golondrinas.

Respecto al G20 yo he participado en varios. Nunca se tratan temas de un país, es un foro para definir la agenda mundial. Acá el gobierno hace un uso farandulero de las cosas, nos quieren marcar que el G20 tiene que ver con posicionar a Argentina en el mundo. Como el gobierno no tiene nada para ofrecer a la población han hecho una farandulización del G20 para las revistas.

No se tratan temas nacionales, salvo las reuniones bilaterales y no fue el caso de argentina, salvo la que tuvo Macri con Trump, donde Trump le marcó a cancha sobre la relación con China. En ese sentido fue negativo.

Usted además de varios G20 participó en el proceso de integración regional con Latinoamérica ¿Cómo está el continente para pensar en recuperar ese proceso de integración?

Algunos creemos que no existe posibilidad de desarrollo sostenido si no trabajamos en conjunto por cuestione de tamaño, de mercado, de población, de recursos durante 12 años trabajamos fuerte en ese sentido: fue una agenda dejada de lado por el presidente Macri que buscó una pseudo alianza que fue ponerse de rodillas ante EEUUU, es una agenda irracional desde le punto de vista del desarrollo económico.

Esto es uno de los temas que va a haber que retomar y esperemos que cuando en argentina haya un gobierno nacional y popular a partir de diciembre del año que viene encuentro en américa latina interlocutores para poder retomar la agenda del desarrollo  cosa que Macri dejo de lado desde el día 1.

Se viene el año electoral. ¿Cree que se va a agudizar la persecución política?

Creo que es una herramienta no solo en argentina sino en toda la región. Son perseguidos los que buscan un modelo distinto; va a seguir esta presión, es una herramienta de muy mala fe que cada vez tiene menos impacto en la realidad. A nosotros nos podrán tener presos pero las tarifas siguen subiendo, la inflación lo mismo, el dólar se descontrola, la población ya entendió que son agendas dicotómicas, que se proponen confundir y que su vida es mucho peor con este gobierno.

El día que me iba a hacer la sentencia injusta e ilegal les dije a los jueces que ellos podían hacer lo que quisieran pero que argentina iba a ser un país más injusto en 2018 que en el 2015 sin ninguna duda porque es un país en el que a las mayorías les va cada vez peor. La persecución a nosotros es la voluntad de imponer ese modelo.