Alejandro Robba:“No hay forma de que la argentina crezca solo porque se exporte más”

Conversamos con el economista y docente de la Universidad de Moreno sobre la crisis económica provocada por el ajuste sostenido de las políticas del gobierno nacional y las perspectivas políticas para el país en un contexto de transisción.

Las noticias dicen que estamos prácticamente en default. ¿Qué implica para la economía argentina?

Lo que está sucediendo en estos días uno lo podría simplificar con una crónica de una muerte anunciada, tenemos un problema de sobre endeudamiento en dólares desde hace un par de años. Hace 2 años la argentina no puede tomar deuda en moneda extranjera en los mercados internacionales por eso se recurrió al FMI para evitar la cesación de pagos que ya tuvimos 2 veces a fines de los 80 y en el 2001. Con estas medidas que anunció el gobierno se blanquea que así como está tomada la deuda externa no se puede pagar, entonces esta nueva palabra reperfilamiento no es otra cosa que decirles a los acreedores del gobierno que se quiere negociar condiciones para extender plazos de la deuda sin modificar condiciones del contrato, ni tasa de interés, ni quita.

No es compulsivo por eso no estaríamos en presencia de un default porque el default se daría por dos casas. Primero si el gobierno no puede pagar cuando venga un vencimiento o si los acreedores no acepan el reperfilamiento. Yo diría que estamos ante la posibilidad de que pueda haber cesación de pagos. Es muy complicado. La tasa de interés ha aumentado los retiros de fondos son muchísimos, el Banco central dio la novedad de que no le va a dejar a los bancos que envíen dividendos en dólares al exterior. Restricciones cuantitativas que tiene hoy el gobierno y que hubiera sido lógico aplicarla unos meses atrás

¿Se trata de un cepo?

Son restricciones a la salida de capitales que tiene cualquier país del mundo, el problema es que en nuestro país se han estigmatizado estas políticas, cuando a fines de 20011 se estableció un límite a la compra de dólares. Parece que lo que es normal en cualquier país del mundo acá es visto como negativo. El propio gobierno lo hizo todo el tiempo y ahora lo aplica

¿Por qué un gobierno presentado como liberal termina recurriendo a medidas de este tipo sin que tengan que hacer auto crítica?

Porque la situación es crítica. Se perdió la oportunidad de poder retomar el control de la crisis. Las medidas fueron insuficientes, tarde y técnicamente no estaban bien analizadas porque hubo, por ejemplo, bonos o letras en pesos estaban en fondos comunes de inversión; no sólo hablamos de grandes especuladores sino de alguien que tenía ahorro, o empresas que necesitan ganarle a la inflación. Vos lo podes sacar cuando quieras y te da más intereses que el plazo fijo. No es que con esto “castigas” a los grandes especuladores solamente. Se engancha a pequeños ahorristas o empresas que para protegerse de la inflación ponían sus fondos para pagar sueldos, los ponían en plazos pequeños, porque podes entrar y salir, no es como un plazo fijo que es al menos un mes.

¿Esto puede impactar en el mercado de trabajo?

Si ya veníamos con problemas se va a recrudecer. No solo no se vende nada sino que algunas empresas que tenían fondos comunes de inversión no lo van  a poder sacar o se va a retrasar.  Esta corrida  empezó el 12 de agosto hoy estamos en una situación crítica en términos financieros y de relación con el sector bancario

En el corto plazo  todo esto afecta la situación política, se habla de un vacío de poder del presidente y una imposición al candidato Alberto Fernández  como virtual presidente

La elección fue tan abrumadora contra el gobierno que lo que habían pensado desde el gobierno, que hizo campaña sin hablar de lo económico, poniendo el énfasis en desprestigiar al otro candidato. El problema es que el ganador hizo que con la diferencia tan grande al otro día te das cuenta que es un gobierno sin un plan de contingencia. Hizo que el dólar subiera en un día a 70 pesos. Te diría que el problema es básicamente económico. La Argentina no puede pagar la deuda que tomó este mismo gobierno. Pero si a eso le sumas lo que falta para un cambio de gobierno es muy difícil. Y más porque la gente abrumadoramente votó por un cambio de modelo económico.

Hoy es imposible que Alberto Fernández se siente a hablar de un acuerdo con el gobierno y el FMI porque piensa diferente sobre cómo se resuelven los problemas, y segundo está a la cabeza de la oposición con el voto de más del 50% que le dijo que el camino es oro: un país federal, donde el mercado interno se debe cuidar como forma de crecer, un país que necesita proteger el trabajo a partir del comercio y la industrialización, algo en lo que el gobierno de Macri no cree, por eso estamos en una crisis muy profunda.

Después de la reunión con enviados del FMI tras el comunicado de Alberto Fernández, el gobierno en vez de tomar nota salió a decir que esa es la razón de la crisis.

Es un gobierno acostumbrado a echar la culpa a los demás. La pesada herencia, el futuro gobierno o como vota la ciudadanía. Más allá de eso las visiones que tiene el gobierno y la de Alberto Fernández son completamente opuestos, por eso es difícil llegar a una acuerdo. Por supuesto que el FMI es corresponsable. Porque avaló un programa económico que nos llevá a esta crisis, y segundo porque las recomendaciones de ajuste y achique de posibilidad de que el mercado interno se expanda hace imposible el crecimiento económico. Seguro el FMI quiere repactar con el próximo gobierno, estando el país de rodillas, un acuerdo que imponga reformas laborales y tributarias que podrían ser peor de lo que estamos ahora. Alberto Fernández  antes de las elecciones dijo que la discusión es el tema económico, al decir que refiere que estén bien los jubilados y no los bancos. Es un límite a las reformas que puede iniciar el FMI. Los mismos que se han beneficiado estos 4 años son los que le dan el golpe de gracia al modelo del actual presidente. Dicen que están desilusionados y piden restricciones al a salida. Hace 4  meses estaban

¿En un nuevo escenario cuáles deberían ser las medidas urgentes?

En términos de política económica, lo primero es estabilizar el dólar, y cambiar del plano el modelo de crecimiento. Volver a reestructurar los ingresos de los jubilados, cuidar la demanda interna para el crecimiento y apertura de las cortinas de las fábricas. No hay forma de que la argentina crezca solo porque se exporte más. Tenemos una oportunidad de generar una planificación y que la industrialización sea realidad fomentar el arraigo de los jóvenes, que en las ciudades más chicas tengamos una planificación industrial que pueda hacernos salir de este pantano.

Y necesitamos un plan territorial que ponga hincapié en las producciones locales. Es inviable que la leche tenga que recorrer 1000 km para llegar al consumo. Deberá  haber tambos en todas las regiones. Ay que lograr canales de producción y comercialización de cercanía.

Publicado en Lejos de Zaimán, Podcast.