Abelardo Mendieta Vitale: “No alcanza con decir Vamos a Volver, hay que volver a enamorar a la gente con un proyecto”

Publicó en Pág/12 Un escenario para construir un artículo en donde plantea que los comicios se acercan apresuradamente, el debate político gana terreno y el clima se calienta. Sin embargo, el escenario electoral 2019 lejos está de terminar de constituirse. Lo que tenemos, hasta este momento, son trazos, signos, datos dispersos y ciertas intuiciones. Pero certezas, ninguna. Abelardo Mendieta Vitale es Consultor político, Comunicador (UBA), editor de Artepolítica.com y miembro del Grupo Fragata, sobretodo un intelectual que no se conforma pensando la política a partir de lo dado sino que busca lo que todavía no está constituido pero puede emerger. En Lejos de Zaiman hablamos de este inicio de campaña 2019 y de algunas claves para entender la forma que va a ir tomando, y sobre todo las cosas que todavía no se vieron.

¿Qué es lo que falta para que sociedad viva o sienta que ya está en campaña?

Lo que yo planteo en la columna es que el escenario electoral como tal todavía no está construido, eso no quiere decir que no estemos en campaña, porque hace mucho tiempo que es bastante usual que las campañas sean permanentes, no solo en Argentina. Pero no hay que guiarse por encuestas porque al no tener certezas de alternativas y candidaturas concretas es bastante difícil medir la voluntad de la gente.

¿Todavía no hay modelos en disputa?, ¿cómo se hace para ir construyendo el escenario?

Cuando uno va al cuarto oscuro en general, aquellos que votan absolutamente decididos y convencidos, son una minoría, el resto elige sobre opciones existentes, el resto elige sobre lo que se considera el mal menor. Entonces yo creo que se puede hablar de un escenario todavía sin construir. En paralelo asumiendo una posición ideológica y política, para la oposición al macrismo puede haber elementos positivos en esto que se abre, seguro que algunos elementos negativos los tiene también. En otras épocas las candidaturas presidenciales se construían con mucho más tiempo, lo que te permitía grandes campañas, un año de gira por el país, por ejemplo. Hoy son los Pre candidatos quienes hacen eso. Pero un aspecto que podría ser positivo para ir construyendo tendencias es afinar el discurso, trabajar mejor el discurso, sobre todo en cuanto a escuchar ciertas demandas, de muchos sectores de nuestra sociedad, en relación a temáticas que el campo Nac & Pop todavía no tenemos una respuesta.

Interesante lo de afinar el discurso, Porque muchas veces solo pensamos en confrontar datos objetivos, pensamos que hacer campaña es hablar del fracaso de una gestión. Pero a veces eso no alcanza a interpelar a otros para construir una alternativa, ¿Qué cosas hay que considerar entonces?

Está absolutamente comprobado, la ciencia política, aquellos que se dedican a la consultoria política, desde el campo académico, etc. etc. Desde hace 100 años se viene reflexionando sobre cuáles son las consideraciones del voto y la verdad es que son multicausales. No siempre tiene que ver con tu situación personal.

Nosotros en los últimos tiempos ante un evidente fracaso en términos económicos y sociales del macrismo hacemos mucho énfasis en datos duros, en cómo esos datos empeoran la vida de la gente pero efectivamente en el marco de una campaña eso no alcanza. Aparte de esos datos se debe construir un mensaje que signifique algo para el votante, algo realmente importante para tu vida y tus sueños personales. Debe convocarte en algo más que un número, y no alcanza porque lo que tenés que construir es una narrativa de futuro, un para qué querés llegar al gobierno. Porque sino te quedas solamente en un escenario de denuncia, que no es que está mal, no está mal decir que con Macri aumentó la pobreza, que el macrismo destruye la industria, que la inflación sigue creciendo. Ahora bien, ¿qué vamos a hacer nosotros en un gobierno alternativo para solucionar esas cosas? y no se trata solamente de ofertar un programa, también se necesita construir una expectativa, una cuestión que apele a cierto sentimiento, a enamorar de alguna manera.  Y en eso todavía estamos en cierta búsqueda, yo creo que hay muchos dirigentes políticos de Argentina tanto del peronismo como del progresismo que están en esa búsqueda, desde una posición opositora al gobierno.

¿Y CFK sigue representando esas ilusiones?

Que CFK sigue teniendo y ocupando una posición importantísima en la política de nuestro país es así, si sin lugar a dudas tiene que ver con lo que representó, con algunas política de su gobierno, pero cuando digo que falta una narrativa de futuro también estoy incluyendo a CFK en esa falencia.

Debiera en todo caso, no estoy diciendo que no lo intente y no lo vaya  a hacer si quisiera ser candidata otra vez, debiera reconstruir un lazo con la sociedad con una nueva promesa, con nuevos objetivos, con una perspectiva de futuro. Lo que si estoy seguro es que no alcanza con “Vamos volver…”, porque la situación cambió y hoy es mucho peor. Entonces el Vamos a volver no te garantiza hoy por hoy ganar una elección, no es mirando para atrás que hay que hablarle a los sectores que queremos que nos voten.

Además el ¿Vamos a Volver para hacer qué? Porque se trata de un escenario mucho más complicado sobre todo teniendo en cuenta la deuda que va a dejar el gobierno de Mauricio Macri.

Exacto, es una escenario mucho más complicado, de hecho cualquiera sea el próximo presidente, incluso va a ser más complicado para cualquier presidente que asuma con voluntad de representar a las mayorías populares, porque con el nivel de endeudamiento, el desorden macroeconómico, etc. que va a recibir este gobierno en principio le va a resultar muy complejo atender las múltiples demandas de la sociedad, va a ir que ir administrando esas demandas.

¿Y qué lugar ocupan los temas, más allá de los sloganes vacíos en una campaña?

Yo soy de los que piensan que no hay campaña electoral posible si primero no está la Política, cualquier campaña publicitaria que pretenda ser buena, puede elegir dos caminos. O bien el marketing puro que estamos muy acostumbrados y en eso el PRO es muy eficiente, simplemente que el peronismo no es eso ni debería querer ser eso. Es una opción. Eso no quiere decir que las campañas o avisos no deban ser buenas y bien confeccionadas desde el punto de vista comunicacional, claro que hay que hacer una comunicación de calidad. Pero cuando me refería a los temas no tocados más que a una cuestión estrictamente de campaña me refería a los contenidos políticos. Hay una serie de demandas, y un ejemplo es la inseguridad, a los sectores populares progresistas nos cuesta mucho afrontar los debates acerca de los problemas de inseguridad de nuestro país y sin lugar a dudas es una demanda popular y masiva. Si somos quienes pretendemos representar a los sectores populares debemos hacernos cargo de esa demanda. La derecha tiene una solución sencilla, que es represiva, que es bala por la espalda, pero cuando nosotros debemos explicar cómo debemos abordar estos temas nos cuesta mucho, porque hablamos del largo plazo, de mayor justicia social, de mayor educación, y eso es bastante difícil de entender ante un miedo que es cotidiano. No vamos al grano, damos vueltas.Entonces hay que buscar mejores soluciones.

Y si consideramos cómo se abordan hoy los temas, ¿qué lugar le das a las redes sociales?

Siguen teniendo su importancia, es asi, pero no se han vuelto un salto revolucionario que mata todo lo anterior, yo prefiero verlas como en general es la historia de los medios masivos en la humanidad, cada vez que aparece un nuevo medio masivo hay quienes creen que el anterior va a morir. Cuando apareció la TV decían “La radio va a dejar de existir” y eso no pasó, con el cine tampoco, es cierto que los diarios se leen menos, pero también es muy cierto que lo que se discute en las redes sociales tiene que ver con la agenda de los medios tradicionales, son muy contados los casos en donde los temas o la agenda sale de la red  social. Y no vale poner el ejemplo de  cuando la gaceta titula Los famosos decidieron a tal en twt de esta manera, Eso no es instalar agenda desde las redes. Cuando yo planteo el tema de repensar lo discursivo no me refiero a ablandar el discurso, a hacerlo más de derecha sino simplemente reafirmándolo a lo que son nuestros valores morales, ideológicos, hacer un esfuerzo de nuevas maneras de expresarlo, para que sean mas comprensivas. A mí me hizo reflexionar mucho y me dio preocupación leer un estudio que se había hecho entre jóvenes menores de 25 años que cuando le preguntaban qué era la justicia social creían que era la Justicia por Mano Propia. Entonces yo dije “Qué loco porque nosotros los peronistas usamos la expresión Justicia Social cada dos minutos”, y si cada vez que lo decimos los jóvenes menores de 25 van a creer que estamos hablando de agarrar a un pibe que robó en una esquina un celular y lincharlo creo que no nos estamos haciendo entender. Y tengo la convicción de que hacernos entender es nuestra obligación militante, no del pibe que no entiende.

¿Cómo se ve la experiencia política tucumana desde la mirada de un consultor?

Trato de no hablar de lo que al menos no sé un poquito, pero más que una respuesta sobre Tucumán, y en diagonal la voy a estar respondiendo lo que si estoy viendo es que a nivel nacional desde las distintas provincias hay sobrados esfuerzos de las distintas facciones del peronismo, que van desde el Kirchnerismo más puro si se puede hablar así, incluyo al Frente Renovador de Sergio Massa si querés, hay esfuerzos fuertes para tratar de unirse en un espacio común. Yo no sé si eso se va a lograr en todas las provincias. Pero de lo que si estoy seguro es que donde no se logre la Unidad las posibilidades de triunfar frente al macrismo van a ser menores, y hoy en día aquel que no priorice ganarle al macrismo y entra sus disputas internas está cometiendo un error. Pero no solo un error en términos políticos personales sino un error con la gente, con el pueblo.